Una tablet para cada niño ya, por favor

“One Laptop per Child” (Un portátil por niño) es una organización de ayuda humanitaria que hace ya unos meses decidió hacer un experimento en Etiopía. Dejaron antes del alba unas cuantas cajas con un Motorola XOOM para cada niño, sin instrucciones ni explicación alguna, y seis meses después volvieron para recabar información, encontrándose con el siguiente panorama.

Esos niños que ni sabían leer ni escribir, que nunca habían visto un ordenador ni nada remotamente digital, interaccionaban con los dispositivos de forma nativa, e incluso algunos fueron capaces de “hackear” el acceso capado de la cámara. El estudio arroja unos resultados atroces. En primer lugar, que la educación “tradicional” nos enseña a aprender y memorizar, pero no está desarrollando precisamente aquello que puede ser considerado educación: el autoaprendizaje y el aprovechamiento de los recursos que tenemos.
Y segundo, que una de las principales objeciones para ofrecer una educación correcta que haría prosperar al tercer mundo es la falta de capital para llevarla a cabo, al ser un gasto que se supone inconcebible en la crisis actual. ¿Pero una tablet para cada niño? Quizás habría que ofrecer únicamente las herramientas, y el resto vendría solo.

Pablo Fernández Iglesias

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

pabloyglesias

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores