Un arma de doble filo

La Comisión Europea ha propuesto que se imponga una cuota femenina del 40 % de presencia de mujeres en los consejos de administración de las empresas. ¿Un gran logro en materia de igualdad o mera discriminación positiva e innecesaria? He aquí la doble vertiente de la polémica, y es que tan positivo puede ser lo primero […]

La Comisión Europea ha propuesto que se imponga una cuota femenina del 40 % de presencia de mujeres en los consejos de administración de las empresas. ¿Un gran logro en materia de igualdad o mera discriminación positiva e innecesaria? He aquí la doble vertiente de la polémica, y es que tan positivo puede ser lo primero como fatídico e inocurrente lo segundo.

La búsqueda de la tan ansiada sociedad igualitaria puede hacernos perder el sentido de nuestro propósito y extralimitar las reivindicaciones a aquellas materias no susceptibles de valoración para lo que nos concierne. Desde luego, este no es el caso. La mujer que de verdad vale llega a donde se proponga sin que nadie le tenga que imponer cuotas, sino porque realmente lo merece. Sin embargo, seguimos viviendo en una sociedad machista aún con los pertinentes avances y logros en materia de igualdad.

He aquí un claro ejemplo: las empresas que forman parte del Ibex 35 solo cuentan con 62 mujeres en sus Consejos de administración, lo que supone un 12,7% del total. Lejos queda el 40 % que ha fijado como objetivo la Comisión Europea para 2020. La presencia femenina en los consejos de las empresas españolas en general es todavía muy baja, ya que sólo el 29,02 % de las firmas cuentan con una mujer en su máximo órgano de gestión. A nivel internacional, según un informe del pasado mes de enero, las mujeres ocupan el 13,7% de los puestos en los consejos de administración de las mayores empresas de la Unión Europea (UE).

La causalidad no existe y esto no es más que la prueba del ejercicio de unos valores aún arraigados en la sociedad del momento. En este contexto, la propuesta de la Comisión Europea merece ser cuanto menos considerada como instrumento fundamental en la lucha por la igualdad de género, siempre y cuando se ejerza con responsabilidad y los adecuados criterios profesionales.

Luis Manuel (@luismanuel_fm)

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

luisizaviejero

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores