The XX y su universo paralelo “Coexist”

Pocas veces tenemos la suerte de encontrarnos con un grupo que suene diferente al resto, que tenga en cuenta nuevas formas de hacer música, que exprima su talento por encima de los “one hit wonders” y que con tres acordes suspendidos inunde tu habitación de una atmósfera de ecos y repeticiones que trepa por tu […]

Pocas veces tenemos la suerte de encontrarnos con un grupo que suene diferente al resto, que tenga en cuenta nuevas formas de hacer música, que exprima su talento por encima de los “one hit wonders” y que con tres acordes suspendidos inunde tu habitación de una atmósfera de ecos y repeticiones que trepa por tu médula y crea una especie de nirvana en tu cerebro.

The XX tienen esa especie de bendición, esa característica que les permite triunfar con canciones que no se hicieron para estadios, ni para radiofórmulas, con canciones que son, simplemente, suyas.

Muy pocos grupos han conseguido tanto en tan poco tiempo, y es que este trío de Londres promete seguir con su superioridad moral frente al “jóvenes e inexpertos”, lo que queda demostrado de sobra desde la primera canción, Angels, que ya nos pone sobre aviso y parece que nos confiesa: “lo que estáis a punto de escuchar no suena como lo demás, túmbate en tu cama, ponte los cascos, cierra los ojos y toma una buena bocanada de aire”.

Chained y Fiction nos asientan en ese universo paralelo con ritmos sencillos, perfectas distorsiones de fondo y ese inconfundible reverb tan suyo. Las siguientes Try, Reunion y Sunset continúan sorprendiéndonos con trémolos perfectos y con una sencillez instrumental que sigue planteándonos la cuestión de cómo han conseguido enlazar también esa sucesión tan extraña de beats, guitarras eléctricas sin distorsión, bongos y esas voces tan características.

Missing se erige como una de las perlas ocultas de Coexist, donde The XX pone de manifiesto su poderío con un silencio sepulcral tras poco más de un minuto que es seguido por un fantástico riff plagado de ecos y efectos de fondo que concluye con un dial perfecto.

Tides y Swept Away mezclan un a capella muy trabajado con un ritmo percutido y guitarrero que más de un DJ ya está transformando en un hit llenapistas, y si no, tiempo al tiempo.

Unfold y Our Song se ponen de acuerdo para avisarnos de que seguimos en un mundo no real, el de su música, y que, aunque nos cueste, ya va siendo hora de volver a poner los pies en la tierra, ya es hora de despertar de nuestro sueño, de nuestro viaje, del sonido que han conseguido que cuando nos quitemos los cascos respiremos mejor, sonriamos más y veamos muchas cosas de otra manera.

“Coexist”, se revela, en definitiva, como una de las apuestas musicales más arriesgadas del año, en el que The XX da un giro mayor hacia el sonido ambiental que con su anterior trabajo, un disco para escucharlo en la intimidad, hecho para reflexionar y distanciarnos unos instantes de nuestro mundo, lo que hoy en día, es de agradecer. ¿Mejor que “XX”? Distinto, la palabra es distinto, aunque quizás ésta sea una de las palabras favoritas del grupo.

Miguel Ángel Piedra Fernández

Estudiante de Periodismo y Economía en la Universidad Rey Juan Carlos

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mapiedra

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores