Tálame a mí

Tálame a mí pero deja el bosque tranquilo. Ya quedan pocos sitios donde los árboles sonríen, saben de manos que prenden que arañan y tiemblan de miedo. Ya tienen suficiente con la inestabilidad del clima, con intentar aferrar sus raíces a la tierra -la vida les va en ello-, con morirse en avenidas -el humo, […]

Tálame a mí
pero deja el bosque tranquilo.
Ya quedan pocos sitios
donde los árboles sonríen,
saben de manos que prenden
que arañan
y tiemblan de miedo.
Ya tienen suficiente
con la inestabilidad del clima,
con intentar aferrar sus raíces
a la tierra -la vida les va en ello-,
con morirse en avenidas
-el humo, los golpes, la sequía-;
ya tienen suficiente
así que no añadas
dolor, no los suplantes por metros
verticales, de hormigón y cristal.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

saraypavon

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores