Servir a los ciudadanos

¿Crisis en el periodismo? Siempre con el mismo cuento, pero por desgracia un cuento basado en hechos tan reales como la vida misma. La crisis de los medios tradicionales provocada por la irrupción de Internet y el desplome de los ingresos publicitarios, agravada por la crisis económica global, sigue siendo a día de hoy uno […]

¿Crisis en el periodismo? Siempre con el mismo cuento, pero por desgracia un cuento basado en hechos tan reales como la vida misma. La crisis de los medios tradicionales provocada por la irrupción de Internet y el desplome de los ingresos publicitarios, agravada por la crisis económica global, sigue siendo a día de hoy uno de los temas más preocupantes para los profesionales de la información.

En este sentido, El País se hizo eco en su edición impresa del domingo: ‘El gran desafío de la prensa’ da cuenta de las medidas adoptadas por algunas de las más prestigiosas cabeceras para hacer frente al nuevo ecosistema digital. Bajas incentivadas, prejubilaciones despidos y reducción de costes se suceden en periódicos del Reino Unido, Italia, Alemania o Estados Unidos. Estas medidas pretenden hacer frente a la crisis de ventas y la bajada en los precios de la publicidad.

En el caso de España, El País lo describe como el segundo país de la UE con más cabeceras y en los que menos se lee. Es por eso caso más agravante el nuestro, en el que desde noviembre de 2008, aproximadamente un total de 7918 profesionales de la información han perdido su empleo. No hay lugar a dudas de que el modelo es insostenible.

Llegados a este punto me parece bastante interesante destacar el artículo ‘El futuro de los periódicos en tres actos con final feliz’, en el blog de Gustavo Entrala. Su visión es realista, pero a su vez optimista. Respecto a la descripción de la situación actual incide en la necesidad de aplicar una mentalidad disruptiva, con nuevas ideas, nuevos formatos y nuevos productos editoriales. Así mismo, hace una crítica muy adecuada sobre el concepto del periodismo en nuestro país, fundamentalmente basado en los intereses políticos, económicos e ideológicos antepuestos a la independencia de los medios: “Una democracia sana necesita medios y periodistas que cuestionen, analicen, verifiquen y auditen a los poderes político y empresarial”, señala Entrala.

Lo cierto es que estos análisis y reflexiones sobre el presente y futuro del periodismo, ratifican lo que debiera ser la verdadera esencia de la profesión. Lo fundamental es que el periodismo cumpla su función de servir a los ciudadanos. Pudiera parecer utópica esta posición, pero la realidad carecería de sentido si olvidáramos este ‘deber ser’ de los periodistas. El modelo de negocio se encuentra allí donde los usuarios puedan ver satisfechas sus necesidades. Solo aportando el valor de lo que verdaderamente vale -valga la redundancia- estaremos caminando en la dirección adecuada. Por supuesto, sin olvidar la influencia concreta de determinados soportes (papel, radio, TV, medio digital), y por lo tanto, el ‘lugar idóneo’ para llevar a cabo nuestra labor. Por lo demás, tal cómo señala notablemente Entrala: “calidad, calidad y calidad”.

Luis Manuel

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

luisizaviejero

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores