Sangriento aniversario de la Primavera Árabe

En el segundo aniversario de la revolución que depuso a Hosni Mubarak, continúan las protestas violentas y los enfrentamientos de manifestantes contra las fuerzas de seguridad egipcias. Tras cinco días de protestas, este lunes manifestantes egipcios volvieron a tomar las calles para demostrar su descontento con el gobierno islamista de Mohamed Morsi, instándole a dar […]

En el segundo aniversario de la revolución que depuso a Hosni Mubarak, continúan las protestas violentas y los enfrentamientos de manifestantes contra las fuerzas de seguridad egipcias.

Un manifestante, con la bandera de Egipto, en El Cairo. / ABDALLAH DALSH (REUTERS)
Un manifestante, con la bandera de Egipto, en El Cairo. / ABDALLAH DALSH (REUTERS)

Tras cinco días de protestas, este lunes manifestantes egipcios volvieron a tomar las calles para demostrar su descontento con el gobierno islamista de Mohamed Morsi, instándole a dar un paso atrás en sus reformas. Estos enfrentamientos recientes se han cobrado ya más de medio centenar de muertos y, frente a ello, Morsi ha tomado medidas como la declaración del estado de emergencia y el toque de queda en Port Said, Ismailia y Suez, tres puntos clave del canal de Suez; y, consecuentemente, la aprobación de un proyecto de ley que permite al ejército unirse a la policía para sofocar las manifestaciones. Aún así, los manifestantes no desisten, incluso amenazan con boicotear los comicios previstos para abril si Morsi no cede a sus peticiones.

 Las revueltas se recrudecieron con el fin de los diálogos por el referéndum constitucional de diciembre, en el que tan sólo se permitió intervenir a una minoría laica (frente a la mayoría islamista) que se ha retirado recientemente de los diálogos al no sentirse respetada en sus decisiones por los Hermanos Musulmanes, gran apoyo de Morsi.

 La violencia de los manifestantes aumenta y destaca un grupo que pasó desapercibido en la Primavera Árabe, los Ultras del equipo de fútbol de Port Said. Estos jóvenes aficionados se levantaron este sábado 26 de enero ante la condena a muerte de 21 miembros involucrados en los altercados del estadio de Port Said hace apenas un año. El 1 de febrero de 2012 disputaban un partido el equipo de Port Said, Al-Masri, contra el de El Cairo, Al-Ahli. El encuentro finalizó con ultras del equipo local saltando al terreno de juego para atacar violentamente a seguidores cairotas. La violencia, unida a la falta de seguridad en el estadio y a la inacción de las fuerzas de seguridad, dio lugar a la muerte de 74 personas. Sus reivindicaciones se extienden a grandes ciudades del país.

Mueren en Egipto 74 personas en disturbios tras partido de futbol, 1-01-2012

Los ríos de sangre siguen recorriendo Egipto, el descontento contra un gobierno islamista que sólo condena a una parte de los involucrados en la revuelta Ultra y que se impone en los diálogos constitucionales sobre los laicos, no hacen más que alimentar la sed de venganza y de cambio que el pueblo egipcio lleva exigiendo dos años.

Mohamed Abd El Ghany/Reuters
Mohamed Abd El Ghany/Reuters

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

maria90

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores