Rubén Pozo: “Hago un show de rock and roll de una persona”

Rubén Pozo ha sido uno de los platos fuertes de la traca final de FESTIMAD. El artista catalán criado en Madrid continúa su gira ‘El llanero solitario tour’ en la que ofrece un auténtico espectáculo de rock and roll con la ayuda de su guitarra y su voz. En esta ocasión, el ex de Pereza y de Buenas Noches Rose, estuvo acompañado por su banda en el concierto que dio el pasado 7 de mayo en Alcalá de Henares. El resultado fue increíble, el público disfrutó muchísimo con el directo y Rubén puso una vez más todo su potencial sobre el escenario con canciones de su segundo trabajo en solitario, ‘En Marcha’.

ruben2

¿Te sueles poner nervioso antes de una actuación? ¿Algún ritual previo?

Sí. Una hora antes quiero que empiece ya, media hora antes quiero que empiece ya todavía más fuerte y cinco minutos antes quiero explotar. Y de repente ya salgo al escenario y se me olvida todo eso y ¡a disfrutar! Yo salgo al escenario a sentir cosas y a que la experiencia siempre sume para mí. Antes lo que hago siempre es tomarme una cerveza y fumarme un cigarro.

¿Qué le pides a la gente que va a verte en directo?

No, que hagan lo que sientan. Yo voy a tocar mis canciones y cada uno que viva la música y la experiencia de la música a su manera. Cuando vas sólo con la guitarra (guitarra y voz) esperas que mientras estés cantando no se pongan a hablar pero la gente que ha pagado por ir a verte casi siempre lo respeta. Y cuando voy con toda la banda pues me gustaría que vivieran la experiencia del rock and roll y la energía de un show en vivo.

Ahora es muy normal el ver a la gente en los conciertos más pendientes de guardar el instante en su móvil que de vivirlo ¿Qué te parece el cómo ha cambiado la experiencia de vivir un concierto con las nuevas tecnologías?

A mí me da igual, cada uno que haga lo que quiera. Creo que sacar una foto o mandar un audio de un cachito de canción para enviárselo a alguien es inevitable y todos lo hacemos. Todo el concierto grabando creo que es no estar viviéndolo en el momento y para luego verlo en una pantalla y escucharlo de aquella manera pues… Pero que cada cual haga lo que quiera. Es el siglo XXI y todo tenemos ahí un aparatito al que mimamos con locura y acariciamos todo el tiempo.

Tu trayectoria ha sido tocando en bandas, ¿impone más enfrentarse a un directo sólo?, ¿cómo ha sido ese cambio?

No, me impone lo mismo. Siempre le he tenido un respeto absoluto al directo, la verdad. Es un momento en el que no hay trampa ni cartón y no puedes esconderte. El único objeto detrás del que puedo esconder es la guitarra. Si estoy con la banda y estoy a gusto me quedo sin guitarra y me pongo a cantar sin ella. Pero siempre salgo al concierto parapetado poniendo entre el público y yo a mi guitarra.

Pero nervioso me he puesto siempre. Creo que esos nervios cuando sales al escenario juegan a tu favor y todos los temores que tienes que se van. Siempre estoy con la incertidumbre de que falle algo, de que se vaya el sonido, de no lograr conectar… pero luego sales ahí y todo cambia. Yo soy una persona muy tímida pero cuando salgo al escenario ocurre algo y esa timidez juega a mi favor en vez de perjudicarme.

Ya estás terminando la gira de ‘En marcha’, ¿cómo ha ido?

Pues muy bien. Al principio hice las presentaciones con la banda y ahora estoy inmerso en ‘El llanero solitario tour’ que me llevo una guitarra y una eléctrica. Muchos lo llaman acústico pero no. Yo no hago acústico, yo hago un show de rock and roll de una persona. Así es como lo vivo yo.

¿Y tienes ya en mente lo que será tu tercer disco en solitario?

Sí, estoy pensando intensamente en él. La verdad es que ya empiezo a tener problemas de comunicación con el exterior. Porque siempre estoy pensando en una estrofa que me ha salido la noche anterior o en un sonido de guitarra que me está dando vueltas a la cabeza y ya empiezo a quedarme ajeno en conversaciones porque estoy ahí dándole vueltas.

Entonces cuando compones, ¿te gusta mantenerte aislado?

Bueno es que ahí hay una concentración que es esencial para componer creo yo y que tienes que tratar de aguantar todo el tiempo que vives la canción. Aunque también existe el azar, cuando te equivocas de acorde y de repente se te abre el cielo y descubres una cosa fortuitamente que ha sido provocado por un fallo. Pero todo suma. Y el fallo tiene que ocurrir estando ahí, como se suele decir “que la inspiración te pille trabajando”.

¿Piensas en alguna colaboración para el disco?

No lo sé, llegado el caso supongo que sí pero no he pensado en firme. De momento estoy componiendo y conectando con las canciones.

Si echas la vista atrás y repasas tu carrera, ¿hay algo de lo que te arrepientas de haber hecho o de no haberlo hecho?

No, vida sólo hay una. No existe volver para atrás. Arrepentirme no pero aprender de los errores sí, para no repetirlos. No obstante, el ser humano, ya se sabe, es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra… incluso cuatro o cinco veces más. Aunque la dirección y el sentido es siempre para adelante.

¿Cómo te ves dentro de 30 o 40 años? ¿Crees que llegará un momento en el que quieras dejar la música a un lado?, ¿o te va a acompañar hasta el último momento?

Espero que no. Yo admiro mucho a los grandes gurús del blues que prácticamente mueren con su guitarra encima de un escenario. Eso me parece lo más bonito y creo que va con la profesión. Ojalá muriese encima de un escenario con la guitarra puesta, ¡pero con muchos años! Con 100 o 120 aunque no, tampoco busco una vida muy larga busco más una vida con sabor que una vida larga.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores