¿Qué pasa con el cine español?

El Séptimo Arte es un icono de la cultura moderna, un vehículo de proyección cultural que traspasa fronteras para contarnos toda clase de historias MARTA RODRIGUEZ SANTAMARIA (@MartaRodguezs) La industria lleva años subsistiendo en una situación crítica que dificulta su crecimiento y proyección tanto a nivel nacional como internacional. Según el último informe del Instituto […]

El Séptimo Arte es un icono de la cultura moderna, un vehículo de proyección cultural que traspasa fronteras para contarnos toda clase de historias

MARTA RODRIGUEZ SANTAMARIA (@MartaRodguezs)

La industria lleva años subsistiendo en una situación crítica que dificulta su crecimiento y proyección tanto a nivel nacional como internacional. Según el último informe del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), en el año 2014, de las 276 empresas productoras que existen en España, sólo 3 han participado en la producción de 5 o más películas, 31 lo han hecho entre dos y cuatro, y 242 han participado en un solo largometraje. El presupuesto medio de películas españolas ha caído de 3,2 millones de euros en 2009 a 1,4 millones en 2014. Es preciso considerar la necesidad de seguir creando estructuras empresariales sólidas que garanticen la continuidad en la producción y distribución de proyectos, pero sin el apoyo de la Administración, con la presión fiscal y los altos índices de piratería, es prácticamente imposible.

La fuerza del apoyo administrativo

Los Presupuestos Generales del Estado de 2016 contemplan una subida del 7,2% en Cultura, con un aumento del Fondo de Protección al Cine del 14,1%. Hasta el momento, las ayudas, directas o indirectas, por cada película han sido del 20% al 25% y el pago total de las amortizaciones por largometrajes, que se hace sobre taquilla, se ha dilatado de tal manera que dificulta la concesión de préstamos bancarios para seguir produciendo. En enero, y hasta 2018, entró en vigor la nueva Ley del Cine, con un nuevo modelo de financiación reclamado por los productores, que asignará las ayudas a priori y cubrirá las amortizaciones para las películas de 2014.

Espectadores y recaudación

Según el ICAA, durante el año 2014 se exhibieron entre 8 y 227 películas de producción nacional en las salas de cine de toda España. Las ciudades en las que más cine español se proyectó fueron Madrid, con un total de 227 producciones y 4.163.369 espectadores; Barcelona, con 223 películas y una asistencia de 2.841.817 personas; Vizcaya, con 134 y 788.294 espectadores, y Valencia, con 108 películas proyectadas y 1.264.332 espectadores. La recaudación total fue de 4.604.708,36 euros en estas cuatro ciudades. Según la FAPAE (Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España), en el pasado 2014, el cine español ha aumentado su cuota de mercado frente al cine internacional, y ha conseguido una recaudación total de 123 millones de euros, la mayor de la historia. Las campañas de promoción al estilo americano que se han realizado parecen ser una de las fórmulas del éxito a la hora de difundir un nuevo proyecto, junto a la implicación de las productoras televisivas, que resulta muy rentable para ambas partes.

ENTRADAS DE CINEEstudiantes y el peso del 21% 

El peso del 21% del IVA ha caído sobre el ocio cultural de los universitarios afectando a su tradicional visita semanal a las salas de cine, que se ha convertido, en los últimos años, en una ocasión especial para la mayoría de estudiantes cuyo bolsillo no es capaz de soportar esta subida de precio. Aún así, los exhibidores han puesto en marcha diferentes fórmulas para incentivar las visitas de universitarios, y público en general. Iniciativas, como el Día del Espectador o las Fiestas del Cine, reducen el precio de la entrada a una cifra asequible, entre 2.99€ y 5€ frente a los casi 9 euros que cuesta normalmente.

Durante años, los profesionales del cine en nuestro país han creado grandes films de proyección internacional que han situado nuestra industria en el mapa cinematográfico mundial, arrasando en festivales internacionales y creando un sello representativo del buen hacer cinematográfico español.

Las cifras revelan hoy el inicio de una esperanzadora y necesaria recuperación de la industria, porque el cine es un medio de comunicación masivo, educativo y de entretenimiento imprescindible en la sociedad, y uno de los grandes bastiones de la Marca España.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores