Pacientes con cáncer siguen fumando a pesar del diagnóstico

Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard ha descubierto que un número considerable de pacientes, diagnosticados con cáncer de pulmón, siguen fumando tras enterarse de la noticia. Según el estudio, llevado a cabo por la doctora Elyse R. Park, del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, […]

Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard ha descubierto que un número considerable de pacientes, diagnosticados con cáncer de pulmón, siguen fumando tras enterarse de la noticia.

Según el estudio, llevado a cabo por la doctora Elyse R. Park, del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, cuando un paciente recibe un diagnóstico de cáncer debe tratarse la enfermedad y también dejar el tabaco ya que “seguir fumando puede afectar negativamente a las respuestas de pacientes a los tratamientos, el riesgo de cáncer posterior y, posiblemente, su supervivencia”, explican los científicos.

Los científicos compararon las tasas de tabaquismo en el mismo momento del diagnóstico y cinco meses después de éste en 5.338 pacientes con cáncer colorrectal (o de colón) y de pulmón. Cuando se dio el diagnóstico fumaban el 39% de los pacientes con cáncer de pulmón y el 14% de los pacientes con cáncer de colón. Pasados los cinco meses de estudio, el 14% de los pacientes con cáncer de pulmón continuaba fumando y el 9 % de los del colorrectal.

Los resultados del estudio dan lugar a pensar que  los pacientes con cáncer de pulmón tienen mayores índices de tabaquismo antes y después del diagnóstico, mientras que los de cáncer de colón son menos propensos a dejar de fumar después del diagnóstico.

Este estudio ha identificado algunos factores que predicen que el paciente siga fumando dependiendo de la clase de cáncer. Los que tienen cáncer de pulmón poseen un índice de masa corporal muy bajo; no han recibido ningún tratamiento de quimioterapia; han tenido una enfermedad cardíaca previa; y han fumado un elevado número de cigarros al día en algún momento determinado de su vida. Por otro lado, los pacientes con cáncer colorrectal tienden a ser hombres, con un nivel de educación más bajo, sin seguro médico, que no han sido operados y han sido grandes fumadores.

La doctora Park explicó que “estos hallazgos pueden ayudar a los médicos a identificar a los pacientes de cáncer que están en riesgo de fumar y guiar el desarrollo del tratamiento de consejería para pacientes de cáncer”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

kampussia

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores