Nochevieja Universitaria: esto fue lo que te perdiste

Un año más, Kampussia no se quiso perder el mayor evento universitario de fin de año: la “prenochevieja” de Salamanca. Como cada año,  no sólo los estudiantes salmantinos pudieron disfrutar de esta cita ineludible sino que la ciudad recibió la visita de miles de jóvenes que se desplazaron hasta allí en autobús desde 45 puntos de salida repartidos por […]

Un año más, Kampussia no se quiso perder el mayor evento universitario de fin de año: la “prenochevieja” de Salamanca. Como cada año,  no sólo los estudiantes salmantinos pudieron disfrutar de esta cita ineludible sino que la ciudad recibió la visita de miles de jóvenes que se desplazaron hasta allí en autobús desde 45 puntos de salida repartidos por toda la geografía española.

IMG_20131212_180405En esta ocasión los corresponsales de Kampussia viajamos en  uno de los autobuses de UNIEVENTO, especialistas en este tipo de fiestas (organizan “Escapadas locas” a precios populares, como la que tienen programada ya para Fallas y la Feria de Abril de 2014) y que colaboraba en la organización de la Nochevieja Universitaria. Partimos a las 18 horas del estadio Santiago Bernabéu, en un viaje que se nos hizo cortísimo gracias al ambiente de fiesta que generaron Patricia y Laura, las coordinadoras.

 



Una vez allí, directos a la fanzone y la plaza mayor, donde ya se agolpaba la gente, de fiesta desde hacía un par de horas. La mayoría ya pertrechados con el único ingrediente que no puede faltar en toda Nochevieja: las uvas. En 2012 la empresa murciana El ciruelo comenzó a regalar sus nuevos packs de doce uvas de la suerte. Cristina Gutiérrez, su directora comercial y parte activa de la comitiva de “relojitos” del Ciruelo que reparten las uvas en distintos puntos, nos cuenta que, cuando se enteraron de la existencia de esta fiesta, les pareció buena idea  fomentar la tradición de comer uvas en vez de golosinas. “Y la verdad es que todo el mundo la acogió muy bien”, confiesa. Ayuda el hecho de que idearan un envase con doce uvas colocadas en forma de reloj, sin pepitas, lavadas y muy fácil de lleva. Según sus cálculos, esta noche van a repartir más de 15.000 envases en distintos puntos de forma totalmente gratuita.

Media hora antes de las campanadas, nos colamos en el balcón central del Ayuntamiento, con la Plaza Mayor rebosando de gente  bailando y ansiosa porque dieran las 12. Compartimos vistas con los numerosos medios allí congregados, un trato genial a los medios universitarios. El momento de las campanadas fue muy emocionante, casi mágico, se proyectaron animaciones en 3D y la plaza se llenó de luz y color.

plaza mayor de Salamanca en la prenochevieja 2013

Y tras la euforia, iniciamos el recorrido por los locales de la noche salmantina. Empezamos por el NYX, uno de los 58 locales asociados a la iniciativa. Unas partidas de futbolín, chupitos de 43 con nata helada, muchos bailes y unas palabras con Óscar Pérez Martín, emprendedor, barista y relaciones públicas del local. Seguimos en el CVM Lavde y en el Capitolium, ambos bastante grandes y recomendables.

NYX

Un poco de turismo nunca viene mal, aunque no conseguimos encontrar la famosa rana. Acudimos al pórtico de la Catedral Nueva de Salamanca para buscar al “astronauta” y allí conocimos a un grupo de estudiantes de distintas procedencias que estaban de Erasmus en Salamanca y volvían a su casa esa misma noche: Lauren (California, EEUU), estudiante de Educación y español, Johnny (Chicago, EEUU), estudiante de Farmacia y español, Yuri Osaka (Japón), Jessica (Califormia, EEUU) y estudiante de Sociología y español, Harry Fitzgerald (Irlanda), estudiante de Filología Italiana e Hispánica y Marian Menlson (EEUU), estudiante de Antropología y español.

erasmus

La noche también tuvo su cara solidaria, con un proyecto del Rotary Club de Salamanca Plaza Mayor, “Pon fin a la Polio“, con el que a través de mensajes de texto se podía donar 1.20 euros para la compra de vacunas contra la polio.

En resumen, lo mejor de la noche fue el viaje en el autobús de Unievento, la fiesta en la plaza y los 58 locales, todos ellos con mucho encanto. Cabe destacar también la seguridad, un auténtico despliegue policial en la plaza. Lo peor, el frío y la gran cantidad de residuos que se amontonaban en las calles después de las campanadas. (Hacemos un llamamiento al sentido común y al uso de las papeleras).

El año que viene, repetiremos seguro!

Corresponsales de Kampussia: Sofía Ojeda Taco y Erica Morera Mojonero.

 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores