Manuel López, presidente de la CRUE: “Si de la crisis salen unos jóvenes peor formados, será un desastre económico”

CRUE 2“Si de la crisis salen unos jóvenes peor formados, será un desastre económico”

El encarecimiento de la educación, el Plan Bolonia, la ausencia de pactos de Estado o el papel de la empresa en la Universidad son algunos de los retos a los que ha tenido que enfrentarse Manuel López, rector de la Universidad de Zaragoza, al frente de la CRUE, y que repasa con nosotros, a pocos días de dejar paso a su sucesor.

¿Cómo debe integrarse la empresa en la universidad y que esos vínculos no se queden en unas prácticas?

Dentro de la economía actual, que queremos que esté basada en el conocimiento y que sea productiva, es más necesario que nunca. Se puede hacer de muchas maneras, la más profunda y necesaria es la creación de vínculos permanentes entre empresa y universidad. Pero no se trata de hacer un contrato para un proyecto concreto, sino de hacer programas o contratos a largo plazo, o la coexistencia de empresa y universidad en plantas comunes de trabajo, de innovación tecnológica o compartir entidades que patrocinen la investigación en determinadas áreas (consorcios, fundaciones, parques científicos…).

Hablando de investigación, ¿en qué punto se encuentra la investigación universitaria hoy día?¿Cree que se investiga de acuerdo a las necesidades del mercado?

Tenemos un país muy bien situado tanto en la cantidad como en la calidad de producción científica. Lo que necesitamos es que la investigación vaya acompañada de una muy buena transferencia de conocimientos que redunde en innovación tecnológica y social. Hay investigación científica que favorece a la innovación, pero es cierto que hay investigación “menos buena”, que nos exige ser más activos en la conversión hacia una investigación útil. Ahí es donde nos falta el paso, esforzarnos activamente para que el ciudadano y la economía vean reflejados en sus beneficios la innovación.

Las OTRIS (Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación), los parques tecnológicos… ¿Cumplen su función?

Han hecho un buen trabajo, pero hay que ir mucho más allá. Los beneficios financieros que produce una investigación tardan mucho en desarrollarse, en España nos falta mucha experiencia en esto y a la universidad nos falta toda.

Bolonia se hizo para implementarse en un momento en el que las clases tuvieran 40 alumnos, donde el examen contara el 40% de la nota final y donde el alumno pudiera elegir su propio itinerario de aprendizaje convirtiéndose en sujeto activo. Sin embargo yo acabo de terminar un doble grado donde éramos entre 90 y 150 alumnos en clase, donde te jugabas todo en un único examen final y donde jamás pude elegir ni siquiera una optativa. ¿Por qué desde el Plan Bolonia se nos ha engañado?

Se han cumplido algunas expectativas, como el contenido práctico y profesional o los sistemas de seguimiento de la calidad. Sin embargo, es cierto que la personalización del aprendizaje no se ha cumplido porque al mismo tiempo que se ha ido implantando Bolonia, los presupuestos y los profesores no han parado de disminuir y la posibilidad de renovación del profesorado ha quedado muy disminuida. La implantación de Bolonia exigía un incremento de financiación, pero ha ido acompañada de justo lo contrario.

¿No se debería entonces reformular el plan para adaptarlo a la nueva realidad presupuestaria?

Lo que debería haber es un pacto político. Que la educación tuviera una definición estratégica más allá de una legislatura, más allá incluso de una década. La educación debería obedecer a una estrategia de Estado, no a políticas de partido.

¿Cómo puede garantizarse una igualdad de oportunidades cuando hay muchos alumnos que dejan la universidad porque no pueden costeársela?

Si hubiera una definición estratégica, la partida de becas estaría pactada y respondería a las necesidades de un país. Si de la crisis económica salen unos jóvenes peor formados, será un desastre que durará décadas.

¿Cómo puede ser que un máster tenga un precio tan excesivo? ¿Van a hacer algo desde CRUE para cambiarlo?

Es una reivindicación constante contra el Ministerio, le pedimos que nos deje actuar de acuerdo con nuestras Comunidades Autónomas en los precios de los másters y las tasas, porque el precio de los másters no puede ser tan alto como es ahora. Además, se ha introducido en la sociedad algo que es falso: la formación no acaba con el grado y el máster es un lujo, el máster es una formación específica que forma parte de la formación que puede tener cualquier persona.

Su labor al frente de la CRUE llega a su fin, ¿qué balance hace?

Hay que conseguir plantear una reforma de estatutos para modificar las evaluaciones y las obligaciones en la CRUE. Por ejemplo, si una universidad no facilita los datos para realizar informes internos de evaluación, que pueda ser separada de CRUE.

Personalmente para mí ha sido un enorme esfuerzo, porque las exigencias de ser presidente de la CRUE con ser rector de una universidad yo diría que son incompatibles. A pesar de todo ha resultado muy satisfactorio, he intentado conseguir un clima de trabajo basado en las buenas formas con el Ministerio y con otros sistemas europeos y me voy contento. Si he conseguido ese propósito, habrá merecido la pena.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores