Las manifestaciones de Valencia

Al parecer, últimamente ha habido una gran cantidad de manifestaciones de estudiantes de Valencia, que acaban siempre en batallas campales entre los manifestantes y los policías. Todos nos preguntamos por qué la gente se queja de que tras ese cúmulo de personas, porras y agentes armados, acaban con alguna lesión, pero nadie se pregunta de […]

Al parecer, últimamente ha habido una gran cantidad de manifestaciones de estudiantes de Valencia, que acaban siempre en batallas campales entre los manifestantes y los policías. Todos nos preguntamos por qué la gente se queja de que tras ese cúmulo de personas, porras y agentes armados, acaban con alguna lesión, pero nadie se pregunta de qué se quejan estos jóvenes y si tienen motivos para hacerlo. Y bien, ¿y si se quejan por una causa injusta? Quizás estos estudiantes están hartos de que recorten su educación, y de no poder “disfrutar” de un curso sin ningun incidente.

Pero lo que creo más importante por encima de todo es que los agentes de policía están para asegurarse de que los ciudadanos tengamos seguridad por las calles y comercios, ¿no? ¿Entonces por qué agreden a personas que quizás sólo se estén manifestando pacíficamente? (Sí, estamos de acuerdo en que hay concentraciones, llamadas manifestaciones, que luego parecen casi la Tercera Guerra Mundial, pero no me refiero a ésas…).

Y ante todo, mi última pregunta y la que me reconcome por dentro cada vez que veo un desalojo como los que están ocurriendo estos dias por Valencia. ¿Y si estás de acuerdo con estas manifestaciones por que tu hijo/a, sobrino/a o simplemente algún familiar tuyo está perjudicado por decisiones tomadas desde arriba? ¿O, por ejemplo, si tu hijo se está manifestando y tú estás de acuerdo con ello, aún así debes agredirle?

Supongo que la respuesta no puedo darla yo, ni el director de mi instituto, ni siquiera el mismísimo Rey de España, pero creo que nuestros actos deberían ser más lógicos y coherentes con lo que pensamos que con lo que nos ordenan o nos dicen que está bien. Y en este aspecto, mi profesor de ética me está enseñando bien a utilizar lo que llamamos cerebro.

 

Hecho por Silvia Otero.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

kampussia

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores