La UPM desarrolla censores biométricos del olor corporal

El Grupo de Biometría, Bioseñales y Seguridad (GB2S) de la Universidad Politécnica de Madrid en colaboración con Ilía Sistemas SL, ha realizado una investigación cuyos resultados revelan la existencia de patrones reconocibles en el olor corporal de cada individuo que se mantienen constantes. Es decir, cada persona tiene un olor característico y permanente que permite […]

OLOR

El Grupo de Biometría, Bioseñales y Seguridad (GB2S) de la Universidad Politécnica de Madrid en colaboración con Ilía Sistemas SL, ha realizado una investigación cuyos resultados revelan la existencia de patrones reconocibles en el olor corporal de cada individuo que se mantienen constantes. Es decir, cada persona tiene un olor característico y permanente que permite su identificación dentro de un grupo de individuos con una tasa de acierto superior al 85%.

Este nuevo método ofrece un método de identificación personal menos invasivo que otras técnicas utilizadas hasta ahora. Algunas técnicas actuales biométricas como el análisis del  iris o la huella dactilar poseen una baja tasa de error, pero al estar relacionadas con entornos delictivos provoca que las personas sean reticentes a dar ese tipo de información. Otras técnicas como el reconocimiento facial, bien aceptado, poseen una tasa de error bastante superior. Estos censores que permitirán la captura del olor corporal ofrecen una solución mucho menos invasiva, pues la identificación podría realizarse cruzando una simple cabina donde hayan sido instalados.

La identificación de personas por su olor corporal no es nueva, ya que se lleva realizando desde hace daños por parte de las autoridades con perros adiestrados. Estos censores no han alcanzado la sensibilidad del olfato canino, se ha utilizado un sistema de adquisición que posee una alta sensibilidad para la detección de elementos volátiles presentes en el olor corporal.

Pese a que el olor de una persona puede variar considerablemente por la acción de diversos factores, el estudio realizado en 13 personas durante 28 sesiones en días diferentes ha demostrado que existen patrones reconocibles en el olor corporal que se mantienen constantes y que permiten su identificación. El GB2S, junto con el Hospital Infanta Sofía y la empresa Ilía Sistemas SL y SEADM SL está colaborando en varios proyectos nacionales en la búsqueda e marcadores en el aliento y en la sangre para la detección temprana del cáncer de colon y la leucemia.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores