IT GIRLS, los iconos de estilo del siglo XXI

La moda se ha democratizado más que nunca. Convertirse en el espejo en el que se miran millones de chicas de todo el mundo no es tarea fácil, pero está al alcance de cualquiera.

LUIS MANUEL FERNÁNDEZ MARTÍNEZ

@luismanuel_fm

Una aficionada más de la moda, le apasiona. Para ella es la forma de presentarse al mundo. Le encanta perderse por la red e ir de página en página encontrando inspiraciones. Así se define Aída Domenech. Lo más sorprendente de todo esto es que su afición sea seguida por 650.000 seguidores en instagram, 244.800 suscriptores en youtube y la popularidad de haberse convertido en una de las blogueras de moda más influyentes en nuestro país e incluso internacionalmente. Aída es conocida por todos como Dulceida, una IT GIRL “made in Spain”.

921A1299

Esto es tan solo el caso puntual de un fenómeno en auge propiciado por las revolución de las redes sociales. Son las IT GIRLS del S.XXI, jóvenes que poseen la cualidad de la atracción absoluta y resultan atractivas e irrestibles por igual a hombres y mujeres.

Así lo entienden muchos expertos en la materia como Julio César Muñoz, director de STYLECODE (asesoría de imagen y estilismo) y docente en IED Madrid: “El concepto es que emanan un plus de personalidad, poseen un algo que no se puede definir y que implica millones de seguidores ansiosos de ver y poder comentar cualquiera de sus movimientos”.

Lo cierto es que el concepto de la IT GIRL comenzó en el mundo del cine y fue a posteriori cuando se extendió a la moda. A día de hoy son iconos de estilo de lo más variado: “Podemos hablar de Blake Lively, que protagoniza más portadas por ser una IT GIRL y no por su trabajo como actriz. O podemos hablar de Chiara Ferragni, IT GIRL nacida desde las plataformas de internet. En definitiva, son el mejor reclamo publicitario para las marcas y convierten en oro todo lo que tocan. Las redes sociales y en general internet son las nuevas plataformas para la expresión de una IT GIRL”, explica Muñoz.

Es el caso de la referida Dulceida. Para esta joven la clave del éxito reside en la constancia, la exigencia y ante todo disfrutar de su pasión: “El mercado está ya muy saturado y es muy difícil llegar a vivir de ello. Todo el mundo quiere ser influencer hoy en día. Lo importante es hacerlo porque te gusta y te llena. Si luego suena la flauta genial. Si no, sé feliz por estar compartiendo con el mundo lo que te gusta, tu visión de la moda”, asegura la joven.

 

El producto ideal

Estas grandes influencers se convierten en el blanco perfecto para todo tipo de marcas: protagonizan portadas, lanzan líneas de belleza, publican libros, escriben en blogs para revistas, diseñan ropa, son presentadoras de TV, DJ, etc. Surgen así contratos de lo más variado con posibilidades infinitas.

Dulceida - EFSin ir más lejos, Dulceida ha realizado hace poco un intercambio con una compañía de enseñanza en idiomas, un ámbito totalmente ajeno a la moda, pero en el que son conscientes de la potencialidad de la joven para publicitar su producto. El intercambio consistía en que ella mejoraba su inglés en Australia mostrando dicha experiencia a través de sus redes: “Queríamos que todos los jóvenes españoles pudieran entender lo que es vivir una experiencia internacional EF y Aída que es una influencer muy natural y espontánea ha conseguido transmitírselo su a través de sus espectaculares imágenes y vídeos”, explica Carla Raich, marketing manager de EF Education First en España.

Todo un conjunto de estrategias de marketing ideales para llegar a un público vulnerable a cualquier movimiento de sus favoritas. Así lo concibe el analista de moda y cultura pop, Gerard Cortez: “Las IT GIRLS permiten que le pongamos cara a un producto y al tener tanta influencia es posible que el público ame inmediatamente el producto a veces sin siquiera conocerlo.” El problema, asegura Cortez, puede llegar a ser quizás moral en cuanto a malos ejemplos y comportamientos por parte de estas influencers, que consecuentemente repercuten en seguidores muy fácilmente influenciables.

Está claro que son referentes, los followers las siguen y los contratos con las marcas las exigen. Convertirse en IT GIRL puede terminar en la creación de un gran imperio comercial con ellas como protagonistas o dejar de ser la “chica del momento” tras su paso efímero por la pasarela de las redes sociales.

 

ELLAS HABLAN…

Yolanda Lorenzo, 20 años (lapetiteyoli: 53.800 seguidores)

Processed with VSCOcam with hb2 preset“Para mí la moda es mucho más que seguir las ultimas tendencias, es un arte a través del cual expresamos sentimientos y rasgos de nuestra personalidad. “La petite Yoli” es el mejor medio para poder expresar mis inquietudes y poder transmitirle al mundo  lo que significa para mi el sector. Llegar a ser una IT GIRL sería algo maravilloso. Son personas muy creativas y soñadoras.”

 

 

 

 

María José Pérez, 24 años (lowchic: 6322 seguidores)

IT GIRL - PRINCIPIANTE 1“He terminado enamorándome de la moda con todas las implicaciones que tiene, que van mucho más allá de la ropa. Para mí una IT GIRL puede ser una chica con un marcado estilo que por distintos factores consigue crear tendencias y calar en la sociedad. Aunque lo más visible es la ropa y el estilismo, me parece que a quienes se las incluye en esta categoría tienen algo más, un cierto modo de hacer las cosas que es más un aura que el poseer un determinado bolso.”

 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores