Inlogic: ‘Es lo bonito de la música, el ir entendiendo cosas.’

InLogic, grupo madrileño con 3 discos a la espalda, dará un concierto este viernes 20 de abril, formando parte de la parte programación de Festimad 2012. Javier, guitarrista del grupo, tuvo el detalle de cedernos muy amablemente una parte de su tiempo para charlar acerca de su último disco (el increíble doble álbum Points of […]

InLogic, grupo madrileño con 3 discos a la espalda, dará un concierto este viernes 20 de abril, formando parte de la parte programación de Festimad 2012. Javier, guitarrista del grupo, tuvo el detalle de cedernos muy amablemente una parte de su tiempo para charlar acerca de su último disco (el increíble doble álbum Points of view, de 2011) y la situación actual de la música.

Me gustaría empezar hablando de vuestro último disco, Points of view. ¿De dónde sale la idea de hacer un doble álbum?

Después de los conciertos de la gira del segundo disco, volvíamos en la furgo escuchando escuchando mucho folk, música más tranquila: Johnny Cash, The Beatles (épocas tranquilas), Elliott Smith… y van surgiendo ideas en casa, más sosegadas, más que nada por evitar el ruido de los amplificadores a toda leche. Estábamos cómodos en acústico y, además, era un capricho hacer un disco distinto. Ya es en el local cuando, estando todos juntos, sale el alma más rockero de la banda y, teniendo las canciones, decidimos evitar unirlo todo, y sacar un disco doble.

Inlogic– Teniendo en cuenta vuestros antecedentes más bien potentes, ¿un disco acústico requiere un cambio en la mentalidad o la forma de trabajo?

Sí. Además de para darnos un gusto, nos sirvió para aprender: a escuchar y hacer otro tipo de música, y a complementarlo con instrumentos que nunca habíamos usado, como slide guitar o violín. En concreto, el violín y demás instrumentos de cuerda los pensamos nosotros, aunque vinieran músicos a grabarlos. Es muy curioso el encontrar la forma de dar intensidad a la música sin distorsiones, ni gritos. En cuanto a producción, desde luego, es un cambio brutal.

Hablando de la forma de trabajar, ¿cómo suelen surgir las canciones? ¿Suele llevar más tiempo el hacer una canción, o el ultimar los detalles?

Solemos empezar con ideas básicas de guitarra o guitarra y voz y, en el local, la probamos y vamos intentando escribir, como si fuera una historia. Porque, al final, una canción es una historia. Después, entre todos, vamos aportando cambios melódicos y rítmicos, para llegar a la parte más difícil, que es la producción final, el terminarla.

En vuestra web se repiten mucho los colores rojo y verde, a juego con la portada del disco. ¿Hay alguna simbología en especial detrás de ello, o es un tema meramente estético?

Era sobre todo para marcar que eran dos discos separados. El rojo nos daba más calor, más reposo, más sensación de atardecer, que es el enfoque del disco acústico, más espiritual, de ser escuchado al estar conduciendo o algo así. El verde nos resulta más eléctrico y, sólo con ver la portada, te imaginas a Inlogic de una forma u otra.

Hace poco, Matt Riddle, bajista de No Use for a Name, comentó en una entrevista que hoy en día “la gente no tiene tiempo de sentarse y escuchar un álbum al completo”, y que “su atención se corta a las 3 o 4 canciones”. Al sacar un álbum doble, doy por hecho que no estaréis de acuerdo con tal afirmación. ¿Cómo creéis que se puede conseguir y mantener esa atención durante ya no un disco, sino dos?

Estoy de acuerdo con él. Creo que es muy difícil por el tipo de vida que llevamos, y por cómo se trata a la música. Al apostar por esto, por un lado pensamos que podía ser un tostón para la gente, de ahí también el dividir el álbum para que hubiera 11 canciones en cada lado pero, por otra parte, creo que la mejor forma de comprender a una banda es escuchando los discos enteros. Pertenecen a una época de la historia de la banda, a un momento vital de los componentes donde todo tiene un por qué. No entiendo cómo nos volvemos locos bajando canciones y haciendo megaselecciones que al final son absurdas, porque no estás comprendiendo nada del artista en sí.

Está claro que las redes sociales son una buena herramienta a la hora de promocionarse. ¿Crees que están saturadas de músicos intentando llegar a más gente, de forma casi contraproducente?

Yo creo que lo que tenemos es saturación comunicativa, una neurosis total. Al final hay que adaptarse a los medios, pero creemos en el clásico amigo que escucha algo que le encanta y te lo manda. Tantos eventos y mensajes dejan el sabor de que al final no pasa nada, que no hay una verdad que seguir. Es útil en cierto modo, pero tampoco comparto esta forma de comunicarnos. Nos mantienen coInlogicnectados 24 horas esperando ese mensaje que nos va a cambiar la vida. Y no va a llegar.

– Parece que el tema de las descargas ilegales no deja de ser polémico, y cada vez más grupos se deciden a distribuir sus discos de forma gratuita. ¿Hay alguna posición clara dentro de Inlogic?

Nos parece normal tanto el descargar, como el comprar. Siempre hemos tenido claro que si el precio es razonable, mucha gente lo prefiere comprar. No les importa gastarse 10€ en un CD doble u 8 en uno simple, pero al subir más, la gente empieza a dudar. Son las discográficas, con sus precios, las que se han cargado ésto. El uso tiene que ser responsable, eso sí, pero no se puede imponer un canon porque le vas a copiar un disco a tu amigo, o a ti mismo para tener música en el coche. Comprendo, igualmente, que las descargas a la vez ayudan y perjudican al artista, que al final tiene que vivir de las ventas.

Al igual que vosotros con la producción del último disco, parece que hay una tendencia a la hora de que los propios grupos intenten hacer todo por sí mismos, incluyendo diseño, merchandising, promoción… ¿crees que es una buena tendencia?

Para evitar confrontaciones de otros momentos, e intentos de control de personas que no hablan de música, sino de intereses de otro tipo, nos autoproducimos dentro de las limitaciones que tenemos, pero con todo el cariño. Así, evitamos el contacto con productores o empresas a los que no les importa en absoluto tu trabajo ni les preocupa encontrar el sentido a lo que tú les estás mostrando. El tema técnico y de producción español está un poco fastidiado, y hay muchos grupos que acaban autoproduciéndose o autogestionándose.

En especial, ¿te parece útil para un grupo que intenta asomar la cabeza? Incluso, llegando a intentar evitar entrar a estudio y grabar de forma más casera.

Yo creo que es un coñazo, básicamente (risas). Te das cuenta de que es un rollo. Nosotros, dentro de la autoproducción, contamos con colaboraciones en promoción y creación. Tú puedes dar las ideas pero, si quieres un trabajo profesional, es muy difícil que salga a partir de una grabación en el local o de un diseño propio. Hay gente que se dedica a ello y, uno, por creativo que sea o por mucho que quiera abarcar, no puede con todo.

Además de eso, ¿qué discos y/o artistas estáis escuchando últimamente? ¿Crees que alguno de ellos ha supuesto algún cambio en vuestra forma más de tocar más actual, o siguen siendo las influencias más antiguas las que más peso tienen?

Estamos escuchando cosas muy variadas. Yo, en concreto, siempre mantengo el lado más antiguo de la música, con el folk más antiguo o los típicos grupos sesenteros (Jimi Hendrix, Led Zeppelin), pero me entero de lo que está pasando a nivel musical: escucho Bon Iver, Fleet Foxes, cosas así. Intento investigar entre grupos que no son muy conocidos, que uno te lleve a otro. Internet es fantástico para esto porque si no te arruinarías. También hay cosas que no entiendes en un momento y, vuelves a los tres años, como volver a escuchar el OK Computer de Radiohead y pensar “¿cómo se me habían podido pasar estos temas?”, y ahora te marcan. Es lo bonito de la música, el ir entendiendo cosas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores