Escrache al sistema

Un escrache, según la Academia Argentina de las Letras, es una manifestación pacífica frente al domicilio de alguien a quien se quiere denunciar, pero para políticos como la número dos del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, los escraches son “nazismo puro” y reflejo de “un espíritu totalitario y sectario”. El problema es que no […]

Un escrache, según la Academia Argentina de las Letras, es una manifestación pacífica frente al domicilio de alguien a quien se quiere denunciar, pero para políticos como la número dos del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, los escraches son “nazismo puro” y reflejo de “un espíritu totalitario y sectario”. El problema es que no puede delimitarse claramente el momento en el que pasan a ser ‘acoso’ o ‘amenaza’, como ha ordenado referirse a ellos el Ministerio del Interior a la Policía.

Reciente escrache frente a la casa de Soraya Sáenz de Santamaría

¿Está justificada la existencia de los escraches? Según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), son ya 400.000 los desahucios efectuados desde el comienzo de la crisis. La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros cifra en 700.000 el número de familias afectadas por las participaciones preferentes y el deterioro del bienestar medio de la población española es algo más que asumido por todos.

A pesar del panorama actual, el sistema político no consigue (o no quiere conseguir) avanzar en la resolución de los problemas reales de los ciudadanos. De nada sirve escribir una carta a un diputado, preguntar al presidente en ruedas de prensa (cuando se puede) o que la PAH recoja más de 1.400.000 firmas para la dación en pago, porque al final las leyes las va a seguir haciendo el mismo sistema.

Quizá los escraches estén justificados pero mal planteados. Es el sistema el que se merece uno, el sistema que no deja participar a sus ciudadanos, que antepone los intereses de la deuda a los intereses de la nación, que reprime a los que se expresan frente al Congreso, símbolo del poder del pueblo, y que se aprovecha de la increíble labor de las ONGs para dar recursos a los que ya se lo han quitado todo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores