Erasmus in-out: Asun

Erasmus en el Arco Trajano de Benevento 2.012

Este verano un grupo de ex-erasmus volvíamos de visita a nuestra ciudad: Benevento, situada en pleno corazón de la campaña italiana a una hora de Nápoles. Nuestra misión era asistir a un evento organizado por la Università degli Studi del Sannio para conmemorar los 25 años del proyecto Erasmus, por lo que nos explicaron el proyecto se va a ampliar y unificar. También era el décimo aniversario de la asociación para estudiantes Erasmus ESN Maleventum.

Desde la época medieval la historia de la ciudad ha estado teñida por las leyendas sobre brujas, incluso en Europa cuando las brujas eran ajusticiadas solían decir: “nos veremos en Benevento”, ya que era un lugar de peregrinaje y de frecuentes aquelarres.

En los últimos años muchos estudiantes europeos e incluso de otras partes del mundo han regresado a Benevento. Me gusta pensar que las brujas no se equivocaban y que formamos parte de la leyenda local.

« Unguento unguento portami al noce di Benevento sopra l’acqua e sopra il vento e sopra ogni altro maltempo. »

“Unguento, unguento llévame al nogal de Benevento, sobre el agua y sobre el viento y sobre todo mal tiempo”

De modo que este verano conocí a una “strega” (significa bruja en italiano), una persona solar y enérgica, con las ideas muy claras, capaz de intregrarse en cualquier grupo. Os hablo de Asunción Morillo Palma, esta sevillana estudia Turismo y actualmente sufre un poco el síndrome post-Erasmus. ¿Qué mejor modo de hacer terapia que una entrevista?

¿Por qué elegiste hacer Erasmus en Italia?

La razón es que siempre me había sentido atraída por la cultura italiana, su comida, sus costumbres (muy parecidas a las nuestras) y por qué no decirlo, los italianos. No elegí Benevento me asignaron el destino en mi universidad, pero la verdad es que nunca me arrepentiré porque aparte de ser una ciudad muy pequeña tiene un encanto que sólo los que hemos estado allí lo podemos entender.

La gran ventaja de ser una ciudad pequeña es que al final tus conocidos poco a poco se van convirtiendo en tu familia. Desde el punto de vista artístico es una localidad muy bonita, con su Arco de trajano. Para mí es la típica ciudad italiana con calles estrechas y antiguas que siempre habia visto en las películas, sin olvidar sus pintadas en las paredes de: Ti amo, Ti voglio bene…los candados en el puente del río Sabato…

En tu caso, ¿han coincidido tus expectativas con lo que encontraste a tu llegada?

Cuando salí de sevilla estaba muy asustada porque no conocía el idioma, ni a la gente con la que conviviría casi un año, ni el país, además tenía miedo de no encajar con nadie, de sentirme sola y echar de menos a los míos…

Al final resultó ser todo lo contrario, nada mas llegar parecía que los conocía a todos desde hacía una vida. En cuanto al idioma, empecé con el mítico itagnolo pero poco a poco nos entendíamos. Me sentía como la reina del Erasmus aunque suene un poco egocéntrico ja,ja,ja. He de decir que en ningún momento eché de menos mi tierra y en ningún momento deseé volver: ¡Estaba en mi salsa!

Hablando de comida…¿Qué puedes contarnos?

El tema de la comida para mi era el paraíso pasta – pizza por donde quiera que pasara ja,ja,ja. También es verdad que siempre había creído que la cocina española era mucho mas variada que la italiana ya que solo relacionaba Italia con esos platos.  Al llegar allí  pronto me dí cuenta de la gran variedad de platos que tienen, cientos de tipos de salsas para la pasta, carne, pescado, etc. Antes de vivir en Italia ya me gustaba la cocina italiana, ahora puedo decir que la prefiero antes que la cocina española.

¿Crees que has crecido en valores y tolerancia?

La verdad es que sí, y mucho, porque antes de irme tenía una imagen de los turcos, por ejemplo, de ser personas muy cerradas y con muy mal carácter. SIn embargo, al llegar allí y conocerlos me di cuenta que eran todo lo contrario, eran personas adorables, por eso puedo decir que he aprendido a respetar otras culturas y otras religiones, y verles como a una gran familia.

¿Cómo ha sido tu vuelta a casa?

Cuando regresé creía que todo volvería a ser como antes, como si la beca erasmus fuese un paréntesis en mi vida, pero cuando vuelves te das cuenta que no es así . Se abre ante tí una nueva etapa en la vida en la que necesitas continuar, sin dejar de lado u olvidar toda esta experiencia.

Lo que más te falta al volver es, sin duda, la gente. Pero también la ciudad, esa pequeña ciudad con mucho encanto, pasear por sus calles y escuchar a todo el mundo hablar italiano.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores