Daniel Lacalle VS José Mª Elola: actualidad económica de tú a tú

logo-vector-credito-y-caucion

Os dejamos con la tercera entrega de la sección “#debatetwecos, La Economía, entre dos”, una apasionante charla auspiciada por Crédito y Caución sobre asuntos de la actualidad económica entre un profesional de la materia y un estudiante. En esta ocasión contamos con el Economista y gestor de fondos de inversión Daniel Lacalle, y el estudiante de Derecho y Administración y Dirección de Empresas de la UAM José Mª Elola, que debatieron sobre el acceso de los jóvenes al mercado laboral, la burocracia universitaria o el papel de la Formación Profesional.

Podéis ver la charla en vídeo: Charla íntegra #debatetwecos entre Daniel Lacalle VS José Mª Elola

  • Daniel Lacalle: “Hemos perdido el concepto de oficio, de aprender el desarrollo de una actividad que te permita emprender”
  • José Mª Elola: “La burocracia universitaria en España es muy rígida y es difícil enfrentarse a ella para pedir cambios”

ACCESO AL MERCADO LABORAL

Jose María Elola: Como estudiante de último curso en AD estoy bastante interesado en todo lo que rodea al mercado laboral y en cómo poder dar el salto a ese mercado, que se encuentra ahora en una situación complicada. Creo que se debería dar cierto apoyo al emprendimiento y a las pequeñas y medianas empresas.

Daniel Lacalle: En España el mercado laboral ha sido históricamente un mercado laboral deficitario porque los desequilibrios de la economía española se han tendido a solucionar desde lo que yo llamo “las soluciones mágicas”: las devaluaciones competitivas y los planes industriales que luego han generado las grandes burbujas y un mayor desempleo. Antes de que España entrase en el euro, la tasa histórica de desempleo rondaba el 17%, es decir, no es que sea históricamente un país con bajo desempleo, sino todo lo contrario. Esto se debe a tres razones, la primera es la transición de la agricultura a los servicios, que no ha pasado por una cultura de emprendimiento, el trabajador de la tierra se convertía en empleado de un pequeño negocio; el segundo problema es una educación reglada demasiado orientada a la colocación, planteándose la universidad desde un punto de vista exclusivamente como un medio para obtener un empleo, con la percepción de que el Estado tiene que garantizarnos un puesto por esa educación, y el tercer problema es la PYME española familiar, en su mayoría microempresas, lo que las hace más frágiles ante el futuro. Existe otro problema adicional, que es una fiscalidad que penaliza de una manera muy fuerte al trabajo. El emprendimiento es muy importante, pero hay que plantearlo como una parte de su formación, desde el punto de vista de fundamentar y fortalecer el currículum más allá del título universitario, el saber cómo gestionar el riesgo, el mercado laboral, etc… está muy valorado por cualquier empleador. La cultura del emprendimiento es algo que se va generando poco a poco con el cambio de la cultura empresarial, de las instituciones universitarias y del estado con la fiscalidad, pero este es un cambio que debéis realizar vosotros.

JME: He tenido la oportunidad de estudiar unos meses en la Universidad de Dublin y comparar su sistema con el español, y aquí se nos plantea una educación universitaria a base de memorizar datos, pero no es suficiente para formarnos como profesionales de cara a nuestro futuro laboral. Incluso se penaliza la toma de riesgos.

DL: Se demoniza tomar riesgos, porque no entendemos el riesgo como una oportunidad de aprender. El universitario se encuentra con una educación muy rígida orientada a la memorización, sin un valor añadido. A la universidad le falta mostrar más del mundo exterior, enseñarles a los estudiantes cuáles son las oportunidades que tienen al finalizar la carrera. Es un error pensar que por estudiar una determinada carrera el Estado debe garantizar un puesto de trabajo relacionado con esa carrera. La formación es una pata, la otra es vivir experiencias reales que os preparen para vuestro futuro profesional. Pero eso es algo que tenéis que demandar los estudiantes para generar el cambio del que hablamos.

JME: Estoy totalmente de acuerdo porque en mi entorno sí percibo ese espíritu de comodidad, lo que realmente busco es terminar una carrera para dar el salto a una empresa, la búsqueda de estabilidad. Es necesario un cambio de espíritu de los ciudadanos en la búsqueda de esa estabilidad para que las instituciones reacciones ante esa demanda.

DL: La búsqueda de la estabilidad y de la seguridad no está mal, lo que no puedes exigir es un sueldo altísimo sin un valor añadido. Es una cuestión de entender que el valor añadido que tú aportas como trabajador se pierde si tu zona de confort se estabiliza, porque como tú habrá muchos más. Hoy en día el perfil laboral de un trabajador es muy amplio.

JME: En el supuesto de que la mentalidad del estudiante termine por asumir esa apertura del mercado laboral, porque al final no sólo se trata de poseer una serie de conocimientos sino de la capacidad de resolver problemas, y comience a existir esa demanda de cambio por parte de los universitarios, ¿cuál puede ser la respuesta del estado universitario y de las Empresas, y de la relación que existe entre Empresa y Universidad?

DL: La respuesta al cambio ha de llegar desde la propia Empresa, cuando el mercado laboral ponga encima de la mesa que la formación no reglada ha de ser más importante que la reglada a la hora de tener éxito, demandando así un valor añadido. Entonces vosotros pediréis a la Universidad una formación específica, acorde a la demanda de las empresas.

LA BUROCRACIA UNIVERSITARIA Y LA FORMACIÓN PROFESIONAL

JME: La burocracia universitaria en España es muy rígida y es difícil enfrentarse a ella para pedir ciertos cambios. En el sistema anglosajón, en la Universidad de Dublín, cabía la posibilidad de configurar tu propia carrera, mezclando asignaturas, etc…

DL: Efectivamente, aquí las Universidades ofrecen todas los mismos programas preestablecidos, con las mismas carreras y asignaturas, orientados al concepto de obtener un puesto laboral determinado, en Dublín esa visión estática de la economía no se da.

JME: Tenemos el concepto de la Universidad como paso previo a conseguir un trabajo, lo que ha devaluado la formación profesional.

DL: En España tenemos una formación profesional muy buena, lo que ocurre es que hemos puesto en un pedestal la obtención de un título universitario y hemos perdido el concepto de oficio, de aprender el desarrollo de una actividad que te permita emprender y abrir un negocio propio. Cuando preguntas a los alumnos de las escuelas de formación profesional cuál es su objetivo contestan poner en marcha su propio negocio, en cambio, cuando preguntas a los universitarios, su objetivo es colocarse en una empresa, en la administración, etc… El chip está cambiando más rápidamente en la formación profesional que en la universidad.

JME: No es que la formación profesional falle, sino que en España aún se tiene la mentalidad de que no es buena.

DL: Está demonizada, al igual que los másteres están glorificados. Es decir, todo tiene su puesto en el mundo, no podemos pensar en que todos vamos a ser secretarios de estado o abogados, existen muchas y muy diversas oportunidades laborales.

IMG_0835

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores