Con estos seis trucos leerás con rapidez y lo comprenderás

shutterstock_217035208

 

¿Sabías que un adulto suele leer algo más de 200 palabras por minuto, mientras que esa cifra aumenta hasta 325 palabras por minuto para los estudiantes universitarios?

 

Pero, ¿qué pasa si un profesor te deja mucho por estudiar y eres de los estudiantes que no obtienen una adecuada comprensión al leer de manera rápida? Pues, ¡no te preocupes!, existen diferentes trucos y recomendaciones muy útiles para adquirir y desarrollar esta útil habilidad. Cuantos más combines o alternes, mejor.

 

Debes tener claro que no existe una fórmula mágica para acelerar la capacidad de lectura de un día para otro, por lo que deberás dedicarle unos minutos al día a esta práctica si quieres ver progresos pronto en tu velocidad a la hora de leer.

 

Sunset

1- No leas en voz alta ni para ti mismo: Usualmente pronuncias inconsciente las palabras mientras lees, especialmente cuando estudias. Aunque este hábito puede ayudarte a recordar conceptos, lo cierto es que se convierte en un gran obstáculo para la velocidad de lectura. Procura no hacerlo.

 

2- Evita las regresiones: Cuando lees, a veces regresas la vista para revisar palabras ya leídas. A menudo, son movimientos breves que no mejoran la comprensión del texto y que son fruto de las distracciones y sobretodo de la falta de concentración. Intenta estar concentrado y en todo caso, es preferible que aminores un poco la velocidad de lectura.

 

3- Fíjate en los movimientos oculares: Los ojos se detienen en algunas palabras y se saltan otras, ya que solo leen en estado de reposo. Si aprendes a realizar menos movimientos oculares por cada línea leída, aumentarás en gran medida tu capacidad de lectura.

 

4- Márcate un ritmo más rápido de lo que puedas entender y practica: Este ejercicio se basa en aumentar tu rapidez de lectura y tus reflejos, para más tarde llegar a la comprensión del contenido. Para ello, puedes mover un lápiz a lo largo del texto e intenta pasar un par de minutos leyendo al ritmo al que lo mueves. Haciendo pequeños descansos, intenta aumentar el tiempo que pasas leyendo y la velocidad a la que pasas el lápiz por las líneas, tratando de comprender cada vez más el contenido.

 

5- Prueba el software PVSR o Presentación Visual Serial Rápida: Es una técnica de presentación visual que te muestra muy rápidamente un texto pero con una sola palabra a la vez. Puedes elegir la velocidad de lectura que quieras, tratando de recordar el mayor porcentaje posible de palabras sin perder comprensión.

 

6- Lectura superficial: Se trata de un método útil y muy eficaz para alcanzar la comprensión superficial de un texto, especialmente a la hora de repasar para estudiar o leer el periódico. Para ponerlo en práctica, debes leer los títulos y los encabezados de las secciones en orden jerárquico. Te ayudarán los índices y los subtítulos para absorber las principales ideas del texto. A continuación, puedes leer el comienzo y el final de cada sección, con las introducciones y los resúmenes. Es importante que comprendas lo que lees para poder sacarle partido a esta técnica.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores