Chico Ocaña: “El flamenco Billy es una realidad sonora”

Mañana es el día de Chico Ocaña en Festimad. Un artista que, desde hace muchos años, cuando formaba parte de Mártires del Compás, trabaja con esfuerzo y talento para dar su peculiar visión del flamenco y de la rumba. Hemos tenido la oportunidad de hablar con él y nos ha contado cosas muy interesantes sobre el flamenco Billy, Sevilla y el rey.

 

– Para empezar, ¿de dónde viene el nombre de Chico Ocaña? ¿Te han llamado siempre así?

Soy mellizo, el más chico, para diferenciarme de mi hermano  que era más grande me llamaban Chico, solo me llaman Juan José la guardia Civil y mi madre cuando se enfada. Desde que me llaman, me llaman Chico.

 – Un poquito sobre tu vida, ¿desde cuándo tu pasión por este flamenco tan peculiar? ¿De qué forma o cómo llegaste a ser una figura de cierto prestigio en el mundo de la música? En definitiva, el hecho a partir del cual tuviste nombre propio con mayúsculas.

La pasión y amor por el flamenco viene de el hecho de haber nacido en un patio de vecinos donde también vivían gitanos y se cantaba, bailaba, había bautizos, celebraciones, et. Por otro lado la influencia de la radio inglesa, con todo ello se puede combinar algunos conceptos como el flamenco billy.

Mi presencia en el mundo de la música creo que ha sido por la constacia, por la elección de un camino y creer en ese camino como “el encontrado” y por quitarle hierro, a lo que yo entendía, como flamenco puro. Yo utilizo el compás del Campo de Gibraltar, investigo y también creo cantes propios.

Saber que el camino elegido era el bueno y era un camino por andar y esa visión era de que mi música era diferente a lo que había. La música de Chico no es una prueba, es un realidad sonora.

– ¿Hay lugar para la música independiente en España?

Pues no, porque dependemos de los que ahora son los dueños, que son quien decide quien canta o no. Es un riesgo hacer un proyecto porque las programaciones están carentes de contenidos, aquí se han caído las multinacionales y creemos que ahora solo quedarán los que tengan algo que decir. Esta crisis está produciondo una limpieza de una casa llena y desordenada que es el mundo en el que vivimos.

– ¿Te has lanzado a otros países fuera de España? ¿Cuál ha sido el grado de aceptación?

Después de dos giras por Estados Unidos, Europa, Argentina, Moscú, Egipto, .. y a finales de mayo vamos a México, hemos tenido muy buena aceptación y respeto por nuestro trabajo,  menos Sevilla, donde estoy censurado y vetado, y donde no se nos ha concedido un espacio público donde poder presentar nuestro trabajo desde hace ya nueve años. Hemos montado un concierto por nuestra cuenta, que haremos en una sala privada el mes próximo. Somos el único grupo que ha girado por todo el mundo y no ha tocado en su tierra, donde se crean y hacen las canciones, no hemos tenido un espacio donde presentar nuestro trabajo.

– El flamenco Billy es tu seña identidad. Cuéntanos, ¿cómo se te ocurrió este formato?

El flamenco Billy es una realidad sonora, ya no es una prueba. Tiene muchas canciones. Es acercar al flamenco y al compás otras músicas, así  se convive el jazz, blues, música étnica, toda la influencia sonora en mi estado de animo me hacen entrar en el camino, siempre de la prespectiva flamenca, se hacen desde una métrica flamenca, es solo amplificar el concepto de flamenco, sin perder la identidad y acercarlo a otros ritmos.

– ¿Qué tipo de público acepta el beneplácito de tus canciones y digamos mantiene la fidelidad a tu trayectoria?

Después de  casi 25 años tengo un público fiel que no tiene edad concreta, tiene generaciones diversas, siempre estoy fuera de mi generación, eso hace y abarca un público de diferentes generaciones. Ahora en los conciertos veo a público que me sigue desde los inicios de Mártires y ahora sus hijos también asisten a nuestros conciertos, así en los conciertos hay gente desde los 16 en adelante.

–  ¿Qué hay diferente en Chico Ocaña después de tu separación con Mártires del Compás, y qué es lo que se sigue manteniendo?

Yo soy el creador de Mártires del Compás y no ha cambiado nada la composición, solo que antes había unas personas en la banda con las que llevaba 10 años y ahora hay otra gente, es como cuando tienes una pareja, yo me quedo con mi envase, mi envoltorio y mi sustancia, eso es la forma coherente en la cual mi trabajo es demandado.

– ¿Por qué decidiste lanzarte en solitario? ¿Vuelves a estar en un grupo?

Yo nunca he estado en solitario, yo siempre necesito a los músicos, siempre  he estado acompañado, ya que yo no toco ningún instrumento, mi instrumento es la voz y las palmas. Le pasó a los Beatles y me ha pasado a mí, ahí tenemos a Dylan que le cantaba al Papa, a los progres… A uno con la edad le pasa como al camaleón: cambia de color para cazar la mosca.

–  Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria.

Llevo casi 30 años en el mundo de la música, con dedicación exclusiva,  siempre con la elección de un camino, como he dicho antes, he estado en muchos países y ciudades del mundo a lo largo de todo este tiempo y sigo componiendo, creando  y cantando canciones, es mi trabajo.

– Compones y grabas tus canciones de una forma muy peculiar, ¿no es cierto?

Sí, veo, y cuando veo, me lo como y lo digiero en canciones o vomito canciones. Compongo, me baso en las palmas y escribo mentalmente y con un compás concreto, es una cuestión peculiar ya que primero lo estructuro todo mentalmente y luego lo voy trasmitiendo a los músicos la creación oralmente, se lo canto y el músico capta la idea y se van uniendo con el toque de la banda.

– ¿Qué cuentan tus canciones? Historias personales con surrealismo…

Hay pocas canciones que hablen de mí, hablo de mi entorno, amigos que se van, cosas que veo, políticos, estafadores, elefantes. ¿Sabes por qué el rey caza elefantes? Porque ve poco.

– ¿Te consideras un poeta de la calle?

Poeta no me considero, de la calle, sí. Soy de la calle, yo no soy el que me tendría que llamar poeta, me da pánico, ya que creo que un oficio muy prestigioso  y con muchas conontaciones, yo dejo esa calificación para que la certifiquen los demás.

– Para poner al día a nuestros lectores, háblanos de tus últimos proyectos…

Después de Mártires hice una nueva formación, edité el disco “Canciones de mesa camilla” y estoy en el siguiente trabajo discográfico que es mi proyecto inmediato es sacarlo en breve,  ya está muy adelantado. A finales de mayo haremos una gira por México, en la cual hemos sido invitados a la Feria Internacional de Música de Guadalajara y haremos 3 conciertos además de la feria .

– Y cómo no, el FESTIMAD. ¿Qué vas a contarnos en esta nueva edición? ¿Qué crees que puedes aportar al FESTIMAD? ¿ Qué te parecen este tipo de celebraciones?

Bueno, nosotros estamos en Festimad por iniciativa y riesgo propio, ya que Festimad no asume ninguna contratación. Es un marco en el cual estamos pero para nosotros es un riesgo, ya que Festimad nos aporta algo de promoción, el resto de gastos corren de nuestra cuenta, hay que pagar el alquiler de la sala, alojamiento, dietas, sueldos músicos, transportes, todo ello de la taquilla. Al final es el público lo importante, que es a quien nos debemos. Nosotros aportaremos nuestra música con entrega total para todo el público asistente.

Las celebraciones siempre son buenas, depende de quien celebre, a quien invite y quien pague, ya que para nosotros este es nuestro trabajo y es de lo que vivimos, se hacen muchas programaciones con el riesgo de los artistas, es la nueva técnica ante la situación de crisis existente.

 

Chico Ocaña actuará en Madrid 2l 20 de abril en la sala Lemon a las 20.30.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

luisizaviejero

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores