Carlos Rodríguez Braun VS Miguel Ángel Piedra: actualidad económica de tú a tú

logo-vector-credito-y-caucion

Inauguramos la sección “#debatetwecos, La Economía, entre dos”, en la que sentamos a un estudiante con un profesional para charlar sobre asuntos de actualidad económica. Para esta primera charla, auspiciada por Crédito y Caución, tuve el placer de charlar con el profesor Carlos Rodríguez Braun, Doctor en Ciencias Económicas y Catedrático en la UCM.

Podéis ver la charla en vídeo: Charla íntegra #debatetwecos entre Carlos Rodríguez Braun y Miguel Ángel Piedra.

España pierde capital humano: la fuga de jóvenes universitarios

Miguel Ángel Piedra (estudiante): ¿Qué les está pasando a los jóvenes universitarios? A pesar de estar lo suficientemente formados para poder tener un trabajo acorde a lo que han estudiado y tener un salario digno, han emigrado o bien para formarse o para buscar un trabajo acorde a su propósito de vida porque aquí no pueden avanzar lo suficiente.

Carlos Rodríguez Braun: Existe un desajuste entre lo que los estudiantes estudian y lo que la sociedad demanda. Esto solamente se explica porque el Estado ha decidido que va a ser él quien va a organizar la educación. Por otro lado la han abaratado de manera artificial, con lo cual se estimula que mucha gente estudie en la universidad. Si uno estudia una carrera multitudinaria como Economía, las posibilidades de trabajar son mucho menores.

MAP: Quizá no es malo que los estudiantes emigremos al extranjero para estudiar un máster, una carrera o simplemente para aprender otro idioma, pero el problema que yo veo es que el estudiante no se va, le echan. Un sistema que no es capaz de pagar más de mil euros a un joven con dos carreras es un sistema que te está expulsando al no premiar tu esfuerzo ni tu formación. ¿Cómo voy a quedarme cuando ni siquiera mi país me valora?

CRB: Si te fijas, tampoco hay tanta gente que se va. La cantidad de estudiantes que se van de España no es grande si lo comparas con la cantidad de estudiantes que hay, o si lo comparas con la cantidad de estudiantes en paro. Si el paro fuera e impulso de la inmigración, todos los parados se irían, y no se van, son grupos relativamente pequeños.

MAP: Me llama un poco la atención, igual es mi percepción, que piense que no se van muchos estudiantes de este país porque yo conozco demasiados que se han ido. Según tengo entendido, desde 2013 más de medio millón de estudiantes con carreras universitarias ya están fuera de nuestro país estudiando en el extranjero o trabajando en cualquier bar para pagarse un máster allí, una cifra bastante preocupante.

CRB: No creo que sean tantos, pero no discutamos sobre cifras. Incluso aunque sea así, habría que compararlo con el porcentaje de estudiantes total. Si tú no encuentras trabajo aquí, no por eso te vas a ir, es lo que te quiero decir.

¿Estamos preparados para la llegada de refugiados?

CRB: Esto de que hay que hacer algo por los inmigrantes… ¡Como si los inmigrantes fueran una carga! A esa gente que se fue a Argentina cuando España estaba peor, nunca se le ocurrió que alguien tuviera que ayudarles. La mentalidad era justo la contraria, por eso se habla de ganarse la vida, ganarse la vida y no quitarle la vida al otro.

MAP: Quizá no se trata solo del coste del refugiado, sino todos los costes que se le ponen a la entrada de inmigrantes, como los millones de euros que gasta Europa para frenar la inmigración. Además, no son inmigrantes normales, tienen la condición especial de refugiados. Son personas que escapan de un país porque tienen que hacerlo: si se quedan les matan. Pienso que tenemos la obligación, no sólo de incluirles en la sociedad, sino de evitar que vivan en la calle, porque llegan con una mochila y su propio capital humano

CRB: Todo el mundo tiene una situación de pobreza cuando emigra. El criterio moral más bonito que conozco es el de Benjamin Franklin, que dijo: “Toda persona tiene derecho a poner su pie en cualquier parte del mundo y decir: Esta es mi patria”. Como liberal que soy, ese es mi criterio, y yo no encuentro correcto decir que podemos aceptar que venga un tomate que me va a mandar un señor de Marruecos y que no pueda venir ese señor de Marruecos si quiere. Me dirás, ¿dificultades? Muchas, hay muchas dificultades.

MAP: El problema es que  llegan a un país que no tiene empleo ni siquiera para la gente que ya está aquí, por lo que se suman a la cola del paro. Muchos de ellos ni siquiera comparten nuestra lengua y suelen tener una formación bastante inferior. ¿Cómo van a salir adelante y encontrar trabajo si más del 20% de los españoles busca empleo y no lo encuentra a pesar de tener el idioma y mayor formación que ellos?

CRB: Con su capital humano pueden salir adelante, pueden trabajar y alquilarse su pequeño piso, que seguramente al principio será muy malo, vivirán apiñados, pero si tienen esos recursos, después mejoran. 40 años después de la Guerra Civil, España era uno de los primeros países del mundo y ha seguido siéndolo hasta ahora. ¿Y esto con qué recursos se hace?

MAP: Con capital humano, con las personas.

CRB: ¡Claro que sí! Con los españoles de a pie Miguel Ángel. Esos tíos que parecían tan poca cosa, esas señoras con vestidos oscuros y cara de resistencia, esos hombres con las cejas juntas, la chaqueta oscura y la camisa blanca. Esos tíos hicieron esta maravilla de país. Si miramos a España desde esa perspectiva en lugar de estar obsesionados con la política, podremos salir adelante.

Vivir “por encima de nuestras posibilidades”

CRB: Los bancos no deberían haber sido rescatados con dinero público, pero hay que tener mucho cuidado  porque los bancos y las empresas no son artefactos inertes. Si a los bancos les subes los costes prohibiendo los deshaucios, ¿qué harías?

MAP: Yo me pensaría más a quién le concedo un préstamo, pero es que precisamente eso no se hizo al comienzo de la crisis: se concedieron créditos a mansalva sin tener en cuenta la probabilidad de impago, con lo que se generaron los llamados bonos basura, que fueron revendidos a otros bancos y que ocasionó la quiebra del sistema. Regalaban el crédito y además te daban más para un coche y un piso en Marbella.

CRB: Todo lo que dices es verdad, todo. Pero un banco está sometido al Estado, así que éste puede expandir la oferta monetaria y los bancos reciben este dinero, con lo que el precio del crédito se abarata y a correr. Cuando la burbuja estalla, estábamos nadando en liquidez, la responsabilidad también debe abarcar a los políticos que controlaban la banca.

MAP: Yo he escuchado muchas veces el “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, pero lo cierto es que vivimos aprovechando las posibilidades que nos daba el sistema: si voy al banco a pedir un crédito y me lo van a dar, ¿por qué no voy a ir? El sistema daba las posibilidades para que todo esto pasara.

CRB: No sabes qué distinto hubiera sido todo si los bancos hubieran sabido de entrada… que no podrían ser rescatados.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores