Bolzano o el sueño de invierno

Cuando llega el crudo invierno tienes dos opciones: a) Te compras la bata-manta y te quedas tirado en el sofá de casa, o b) Desempolvas tu vieja mochila, te calzas las botas y ¡a por todas! Si has elegido la opción b), te felicitamos y esperamos que este artículo sirva para darte el empujoncito que […]

Cuando llega el crudo invierno tienes dos opciones: a) Te compras la bata-manta y te quedas tirado en el sofá de casa, o b) Desempolvas tu vieja mochila, te calzas las botas y ¡a por todas!

Si has elegido la opción b), te felicitamos y esperamos que este artículo sirva para darte el empujoncito que necesitas para embarcarte en una nueva experiencia. En esta ocasión te proponemos un destino con dos sabores: pizza y salchichas Frankfurt. ¿De dónde sale semejante combinación? De Bolzano.
Históricamente, la ciudad de Bolzano perteneció al Imperio Austrohúngaro, pero en 1919 se anexionó a Italia. En la actualidad, es la capital de la región del Alto Adige, que goza de una autonomía especial dentro del Estado italiano.


Genéricamente conocemos esta zona como el Südtirol, todos recordamos a Heidi y su abuelito, los prados en la montaña, las flores, los cabritillos, las casitas de madera… Aún en nuestros tiempos queda parte de su bucolismo y sus ciudadanos llevan sus vestidos típicos en ocasiones especiales de la ciudad.
Viajar ya no es sólo hacerte fotos en monumentos famosos o broncearte en playas del Caribe. Además, es una excelente oportunidad para aprender o mejorar en tus idiomas, y en Bolzano podrás practicar alemán e italiano, ya que ambos idiomas son oficiales.

Si os apetece marcaros unos bailes al final de la noche, en Bolzano existen multitud de pequeños locales en el centro. Os recomendemos visitar:

  • Ca’ de Bezzi (Batzen Häusl). Una cervecería tradicional con mucho encanto, en la que también sirven comidas a buen precio. Los amantes de los cocktails pueden pedir un “Hugo”, que combina champán, menta y hojas de saúco.
  • Fishbanke: Podrás tomarte algo sobre los antiguos bancos de mármol donde se vendía en la época medieval, ¡tranquilos que ya no huele!

Además, Bolzano está rodeada de montañas (están realmente cerca), en las que podréis practicar todo tipo de deportes invernales, y recordad: ¡tened cuidado de no acabar como la momia Otzi!

Patricia Nuñez

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores