Atacando el corazón

Los espacios publicitarios, que antes solían incordiar por partir a la mitad películas, series o programas televisivos, son ahora momentos de alto interés. Es peculiar ver las vueltas que da la publicidad para ahondar a los clientes en tiempos de crisis. En los últimos meses me quedo atónita con muchos spots creados, con un objetivo completamente diferente al que nos tenían acostumbrados.

Las personas están más sensibles, se respira el miedo de muchas familias, la angustia de muchos jóvenes y la tristeza en los ojos de nuestros ancianos. Música de piano, imágenes tiernas y personales, son algunos de los métodos que los publicitarios han sabido utilizar. Ya no se busca entrar en la mente de las personas, cansadas de tantas mentiras y malas noticias, desconfiadas por la política y las empresas. Lo que ahora se pretende es hacerse con la parte irracional de los ciudadanos, tocarles la fibra sensible, atacar su corazón hecho añicos por culpa de una crisis que cada vez parece menos dispuesta a marcharse.

De la mano de palabras como CONFIANZA, algunos bancos españoles destacan de entre todas las empresas por haber elegido este camino después de muchas estacadas. Los telespectadores disfrutan del anuncio, se emocionan, se les pone la piel de gallina, el piano se mete en sus corazones y los ojos les brillan como nunca antes con un anuncio…Todo ello hasta el momento en que ven el nombre de la entidad al final del spot.

Ya no pueden entrar en nuestra mente y tampoco en nuestros corazones, por lo menos de momento.

Andrea Losada Rodríguez,

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Santiago de Compostela

 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

losadandrea

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores