Arizona Baby: “La música es de lo que vivimos, lo que nos da la vida”

Arizona Baby, la banda de folk-rock vallisoletana, ofreció el sábado 20 de octubre un concierto en la Universidad Carlos III de Madrid, dentro del Ciclo de Música Independiente ‘Generador’. El grupo compuesto por Javier Vielba, Rubén Marrón y Guillermo Aragón acaba de publicar un EP titulado ‘The Truth, The Whole Truth And Nothing But The Truth’ que incluye canciones antiguas de la etapa de su anterior disco ‘Second to None’.

Tras haberse juntado con la banda madrileña ‘Los Coronas’ y haber formado una banda mixta ‘Corizonas’,  que ha girado por toda España y ganado varios premios, Arizona Baby vuelve a los escenarios como la banda que era en su origen. Kampussia tuvo la oportunidad de entrevistarles y Javier Vielba, más conocido como “El Meister”, respondió a sus preguntas:

P.:Las canciones que componen este nuevo EP son antiguas, de la etapa de ‘Second to None’ ¿Buscabais cerrar la etapa anterior o, por el contrario, alargarla un poco más?

R.: Las dos cosas, la etapa de ‘Second to none’ ha sido muy fructífera y muy buena para nosotros. Queríamos poner un broche de oro de verdad, ya que no se pudo planear bien un fin de gira porque estábamos con lo de la banda “Corizonas“, y tampoco pudimos sacar el videoclip de ‘The Truth’ puesto que no nos dio tiempo. Con este EP hemos atado los cabos sueltos que quedaban para movernos ya hacia el siguiente LP.

P.: Con respecto al título del EP, ¿qué verdad queríais transmitir con este disco?

R.: Por un lado, tiene que ver con que nos gusta ser muy honestos con nosotros mismos a la hora de hacer música, es decir, hacer lo que te gusta, sin hacer concesiones de ningún tipo. Esa es nuestra verdad, la propia música. Por otro lado, a nivel formal,  cuadraba muy bien para atar cabos con el videoclip de ‘The Truth’ y con la canción ‘The Truth’ del disco anterior. Ha sido más bien por motivos argumentales que porque quisiésemos mandar algún tipo de mensaje.

P.:Acabas de volver de Edimburgo (Escocia) ¿Has dado algún concierto por allí?

R.: He estado reencontrándome con mis años mozos de cuando estuve allí estudiando. Estuve haciendo algún contacto, conociendo a gente muy activa relacionada con algunos locales que hacen noches de micro abierto, organizan conciertos, etc. Este lunes pasado estuve tocando en un par de garitos y conocí a otros músicos. Un poco nuestro rollo, ir con la guitarra a cuestas, tocar por ahí, conocer otros músicos en el camino…

P.: En las portadas de los discos  presentáis imágenes religiosas y tenéis una canción titulada ‘Rock ‘N’ Roll Messiah’ ¿Os consideráis unas personas místicas?

R.: No somos más místicos que cualquier persona sensible o inteligente que viva en este mundo, quiero decir, ni somos especialmente místicos ni iluminados, ni somos unos zotes. Sí que es cierto que todo ese imaginario tiene mucho de cosas místicas. Ahí es más la forma que el fondo lo que nos mueve.  Me gusta que todo quede muy bonito y coherente. Eso tiene mucho que ver con nuestro carácter cinematográfico. Creo que nuestra música encajaría bien en películas porque está muy pensada, con escenas en la cabeza. Las letras, el propio ritmo y si hay una narración parece que siguen un tempo fílmico. Puede que eso nos lleve a buscar mucho la estética en la música, las palabras, y algo que te atrape de alguna manera. No se puede decir que estemos muy metidos en rollos místicos. Somos gente con una cierta madurez  y es cierto que con el tiempo buscas en otros sitios que no sean el mundo terrenal, pero tampoco somos un grupo de iluminados, simplemente nos parece que nuestra música va muy bien con ese tipo de evocaciones.

P.: Cuándo cerráis los ojos y escucháis vuestra propia música ¿Qué sentís? ¿Hacia dónde os transporta?

R.: Siguiendo con el tema místico, cuando tocamos conseguimos poner la mente en blanco, que es lo que muchas veces se busca con la meditación. Nos pasa un poco eso, la música es como nuestro yoga. El momento en el que tocas todo se te olvida, fluye la música a través de ti, por eso somos tan adictos a ello.  Además cuando tocas en público también te da ese subidón de adrenalina, la genera tu propio cuerpo, pero es muy adictiva.

P.: Hablando de ese carácter cinematográfico que has mencionado antes, ¿te gustaría vivir dentro de una película?

R.: Creo que de alguna manera ya nos parece que vivimos dentro de una. Gracias a esto conocemos a un montón de  músicos que admiramos y nos ven de tú a tú, nos juntamos, nos hacemos amigos…  A veces no puedo creer que esté con este u otro músico que me ha influido tanto. Nos sentimos muy afortunados.

P.: Sobre el escenario siempre sorprendéis con vuestros trajes, ¿de dónde los sacáis?

R.: En tiendas de segunda mano, compras por Internet, cosas que vemos cuando viajamos, etc. Además, mi madre es modista y me arregla cosas. Somos gente presumida, nos gusta ponernos guapos, al  menos lo que nosotros entendemos por guapos. Te planteas la puesta en escena y ves que le puede ir bien. Tenemos todo muy hablado y consensuado, pero se prepara de una manera muy natural. Es como vestimos habitualmente, aunque te pones un poco más guapo para la ocasión.

P.: Sois un grupo al que le gusta sudar y darlo todo sobre el escenario. Cuando vais a un concierto y veis que el grupo termina igual de tranquilo que cuando empezó, sin sudar una gota, ¿os sentís defraudados?

R.: Depende, hay música, canciones o grupos a los que les sienta muy bien no sudar. Por ejemplo, Leonard Cohen se mueve muy suave, no suda nada, pero queda perfecto. No es necesario sudar para molar, aunque en nuestro caso mola sudar. Lo que me gusta es que si alguien hace música  y da unas expectativas, que las cumpla, pero no echo de menos expectativas que no hayan planteado en un principio porque sería injusto. Lo que me gusta es que cada uno haga lo suyo, nosotros intentamos hacer lo que nos gustaría ver hacer en un escenario.

P.: En noviembre casi todos los conciertos que tenéis programados son con Corizonas, cuando pase el mes ¿os centraréis más en Arizona Baby?, ¿cuáles son los planes?

R.: Va a ir todo mezclado, ahora en noviembre casi todos los conciertos son de Corizonas y unos tres de Arizona Baby. La intención es ir compaginando la nueva gira del EP de Arizona Baby con los últimos coletazos de la gira de Corizonas. En enero o febrero saldrá el nuevo disco de Los Coronas y, mientras, nosotros iremos haciendo presentaciones del EP  y preparando en el estudio un nuevo LP de Arizona Baby y al mismo tiempo otro de Corizonas. El 2013 se presenta muy agitado. Además, yo también toco en solitario y voy a empezar a grabar cosas y a hacer algunos conciertos. En diciembre telonearé a Meat Puppets, uno de mis grupos favoritos de toda la vida, son de Phoenix Arizona.  Se plantea todo muy animado, con mogollón de trabajo, y que no falte, es de lo que vivimos  y además,  lo que nos da la vida, lo que nos gusta.

 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

martamorcuende

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores