Coldplay se mete al mundo en el bolsillo desde Madrid

Es probable que a las 23:30 de la noche del día 26 de Noviembre, a las 17000 personas que abarrotamos Las Ventas no nos saliera otra palabra de la boca: “impresionante”. Coldplay hizo de Madrid la capital de su música, desde donde decidieron arrancar su nueva gira presentando al mundo “Mylo Xyloto”, un disco que […]

Es probable que a las 23:30 de la noche del día 26 de Noviembre, a las 17000 personas que abarrotamos Las Ventas no nos saliera otra palabra de la boca: “impresionante”. Coldplay hizo de Madrid la capital de su música, desde donde decidieron arrancar su nueva gira presentando al mundo “Mylo Xyloto”, un disco que no se ha ganado mucho el favor de la crítica, aunque ésta quedó pulverizada durante la hora y media de espectáculo que dieron los londinenses que fue retransmitido en directo a través de YouTube. La expectación era máxima, además de ser la premier mundial de su nuevo trabajo, se trataba de un concierto único, cuyas entradas se agotaron en (atención) ¡17 minutos! dejando colapsados varios servidores de Internet que vendían los tickets.

Pero allí estábamos, en el que iba a ser uno de los mejores conciertos que se recuerdan en la capital. La banda sonora de “Regreso al Futuro” nos puso a todos la piel de gallina y tras ella apareció un esperanzador “Mylo Xyloto” seguido de “Hurts like heaven”. En ese minuto, ya sabíamos que aquello iba a ser algo memorable: 17000 pulseras de colores que repartieron al público comenzaron a brillar y la plaza quedó envuelta en un torbellino de color cuando Chris Martin y los suyos salieron al escenario. Fuegos artificiales, rayos láser, miles de mariposas de papel, pelotas de colores, pantallas de cine, cientos de cabezas móviles de luces y el mejor de los directos de la banda hizo el resto. Quedó claro que los chicos londinenses saben dar un muy buen espectáculo, y las bocas abiertas eran lo único que se veía cuando mirabas al resto del público.

Sonaron muchos de sus éxitos de siempre acompañados por algunas de las nuevas piezas de su nuevo trabajo en un concierto en el que Chris lo dio todo, teniendo que tumbarse incluso en el suelo a descansar tras “Viva la vida” y decir “sois los mejores fans del mundo” después de “The Scientist”.
El concierto tuvo sus fallos: la desconcertante presentación de Mario Vaquerizo puso el punto cutre a la noche, por no hablar del DJ que hizo que Las Ventas se convirtieran en el Bershka y, aunque es cierto que sonaron muchos de sus éxitos, el concierto se nos hizo un poco corto, echando en falta las clásicas “Trouble”, “Speed of Sound” y alguna más del nuevo disco, del que solo sonaron 6 de las 14 canciones que lo componen. Pero a pesar de todo ello, Coldplay demostró que siguen siendo uno de los grupos con más proyección internacional, con más fans y con una música única, que hace que sea reconocible cualquiera de sus canciones. Al final, era imposible no hablar de otra cosa que del faraónico evento, que hizo de aquella, una noche que sus fans nunca podremos olvidar.
Miguel Ángel Piedra Fernández

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

kampussia

Últimos vídeos

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Pincha en la imagen para ir a la página de colaboradores:

página de colaboradores